n_athletic_de_bilbao_fondos-30941 (14K)

Himno

El único himno oficial del Athlétic Club es el que escribió el maestro Carmelo Bernaola en 1983, a petición de la directiva del club. Sin embargo, antes de que este himno se escribiera, los aficionados del club usábamos otros sones para animar a nuestro equipo.

Se tiene constancia de que allá por 1903 se compuso "El pasodoble Athlétic", marcha que a ritmo de pasodoble, y parece ser que sin letra, tocaban para recibir al Athlétic campeón. Sin embargo, este pasodoble no se ha conservado.

De este grito de guerra viene la adopción por muchos clubes del grito de "aúpa" para animarse. "Aúpa" es una palabra del vascuence que significa "adelante", pero con el matiz de "con valor y con honor". Algo que se adapta perfectamente a la filosofía de la institución que es el Athlétic Club.

El grito de guerra de los aficionados rojiblancos por aquel entonces era éste:

¡Aúpa el Athlétic tra-ca-trá! ¡Tra!

¡Aúpa el Athlétic tra-ca-trá! ¡Tra!

¡Aúpa el Athlétic tra-ca-trá! ¡Tra! ¡Tra! ¡Tra

¡Hip! ¡Hip! ¡Hurra!

Con posterioridad, en 1913, llegó a Bilbao una tonadillera llamada Teresa Zazá, y en una de sus actuaciones cantó una coplilla bastante pegadiza a la que el ingenio popular redondeó cantando aquello "¡El Athlétic es campeón!" Los autores de la coplilla (música de Gaspar de Aquino y letra de Álvaro Retana) decidieron que merecía la pena reescribirla para glosar las gestas deportivas del Athlétic Club que acababa de inaugurar San Mamés. La nueva letra decía lo siguiente:

En España entera triunfa la canción del ¡Alirón!

y no hay chico deportista

que no sepa esta canción.

Y las niñas orgullosas

hoy le dan su corazón

a cualquiera de los once

del Athlétic campeón.

¡Alirón! ¡Alirón! ¡El Athlétic es campeón!

Hoy el fútbol en España

es la máxima afición

y la gente se emociona

con los ases del balón.

Y lo mismo en Indochina

que en Italia y en Japón

todos cantan las proezas

del Athlétic campeón.

¡Alirón! ¡Alirón! ¡El Athlétic es campeón!

No creo que desde entonces haya habido algún aficionado rojiblanco que no haya cantado alguna vez el estribillo del Athlétic campeón.

En 1950 Goyo Nadal (letrista) y Timoteo Urrengoechea (música) componen el que sería durante tres décadas el himno oficioso del club, publicado como "Himno al Atlético (sic) de Bilbao". Se basaron para ello en la música de un pasacalles típico vasco. La letra dice lo siguiente:

Tiene Bilbao

un gran tesoro

que adora y mima

con gran pasión

su club de fútbol

de bella historia

lleno de gloria

mil veces campeón

Athlétic, Athlétic Club

de limpia tradición

ninguna más que tú

lleva mejor blasón

del fútbol eres rey

te llaman el león

y la afición es ley

del fútbol español.

Cantemos pues los bilbainicos

a nuestro club con gran amor

para animarle con nuestro himno

el canto digno del Alirón (bis)

¡Alirón! ¡Alirón! ¡El Athlétic es campeón!

Y llegado el año 1982, como los tiempos son otros y como, por otro lado, el Athlétic Club sigue sin himno oficial, la directiva le encarga a Carmelo Bernaola que componga uno. El maestro Bernaola se basó para su obra en una letra escrita por Antton Zubikarai (aunque supervisada de cerca por el propio Bernaola) y en la música del pasacalles "Altza gaztiak", una obra que data de 1928. Compuesto y aprobado por la directiva el himno, fue escuchado en San Mamés por primera vez el 30 de marzo de 1983, en una semifinal de Copa contra el F.C. Barcelona. Desde entonces y hasta la fecha éste es el himno de nuestro club. La letra es la siguiente:

Athletic-ren Abestia

Athlétic, Athlétic, eup!

Athlétic gorri ta zuria

danontzat zara zu geuria.

Erritik sortu ziñalako

maite zaitu erriak.

Gaztedi gorri-zuria

zalai orlegian

euskalerriaren

eraskugarria.

Zabaldu daigun guztiok

irrintzi alaia:

Athlétic, Athlétic,

zu zara nagusia.

Altza gaztiak.

Athlétic, Athlétic

gogoaren indarra.

Aritz zarraren enborrak

lotatu dau orbel barria.

Aupa mutillak

aurrera gure gaztiak

Bilbo ta Bizkai munduan

Aupa mutillak

Gora beti Euskalerria

Athletic gorri-zuria

geuria

Bilbo ta Bizkaiko gaztiak gora!

Euskaldun zintzoak aurrera!