n_athletic_de_bilbao_fondos-30941 (14K)

El Rubio de Barakaldo

n_athletic_club_de_bilbao_historicos-12521 (45K)

Javier Clemente Lázaro (12 de marzo de 1950, Baracaldo, Vizcaya) es un ex futbolista y entrenador de fútbol español. En sus años de jugador era centrocampista y su único equipo profesional fue el Athletic Club de la Primera División de España. Como entrenador ha dirigido una gran cantidad de clubes, entre los que cabe destacar el Athletic Club y el RCD Espanyol

Como jugador Javier Clemente se desempeñaba en la posición de interior zurdo. Comenzó a jugar en las categorías inferiores del Barakaldo CF y de ahí paso a las del Athletic Club. Con edad de juvenil fue convocado por primera vez para el primer equipo y a los dieciocho años ya era titular en el Athletic. Se trataba de un jugador muy habilidoso con el balón y con gran precisión en el pase. En 1969, con 20 años, ganó la Copa del Rey con el Athletic. También jugó con las selecciones españolas sub-21 y sub-23. En noviembre de 1969 su prometedora carrera se vio truncada por una grave lesión en un partido contra el Sabadell, tras una dura entrada de Marañón. Tras varias reapariciones fallidas, en 1971 colgó las botas. En total jugó 47 partidos de la Liga española de fútbol, en los que marcó siete goles

Tras su retirada, empezó dirigiendo al Arenas Club de Getxo (1975/76), con el que consiguió el ascenso a Tercera División.Posteriormente entrenó al CD Baskonia (1976/78) y al Bilbao Athletic (1980-81).En 1981 se hizo cargo del primer equipo del Athletic sustituyendo a Iñaki Sáez. En poco tiempo, Clemente consiguió crear uno de los mejores equipos de la historia del Athletic Club, juntando canteranos como Urkiaga, Argote o Zubizarreta con veteranos como Dani y Goikoetxea. En su primer año dejó al equipo en cuarta posición, y en 1983 ganó la Liga. En el año 1984 hizo doblete, ganando Liga y Copa. La revista Don Balón le concedió su galardón al mejor entrenador de la liga durante esas dos temporadas consecutivas. En los dos años siguientes el equipo quedó tercero, finalista de Copa en 1985 y semifinalista en 1986. El Athletic de Clemente se hizo famoso por su garra y casta en el campo, y por su apuesta por el juego de contraataque.

La salida de Clemente del Athletic fue consecuencia de sus desavenencias con el delantero internacional Manu Sarabia. Estas causaron que Clemente tomara la decisión de alejar del equipo de forma permanente al delantero, achacándole una presunta "falta de disciplina en el campo". La directiva del club rojiblanco conminó al entrenador a retractarse de dicha decisión, pero Clemente se negó, por lo que fue destituido el 25 de enero de 1986, relevado de forma provisional por Iñaki Sáez. Algunos jugadores del equipo manifestaron públicamente su desacuerdo con la decisión de la directiva. Sarabia terminaría abandonando también el equipo en 1988.

Entre 1986 y 1989 Clemente entrenó al Espanyol. En su primer año con el conjunto periquito, la conocida como "liga del playoff", consiguió un tercer puesto en la tabla clasificatoria, mejor posición liguera en la historia del equipo. Por ello, vuelve a ganar el Premio Don Balón como mejor entrenador. En la campaña 87/88 el equipo termina en la 15º posición y logra el subcampeonato de la UEFA. Clemente es cesado y sustituido por Pepe Mauri en la jornada 25 de la 88/89, cuando el equipo iba en 18ª posición con 17 puntos. El presidente perico tomó la decisión debido a unas declaraciones de Clemente al diario Deia en las que ponía en tela de juicio la capacidad de algunos jugadores del plantel. Más adelante esa temporada, Mauri sería sustituido por Pichi Alonso y el equipo blanquiazul terminaría la liga en el puesto 17, perdiendo la promoción de descenso y bajando a Segunda División

En la 89/90 Clemente empezó la temporada con el Club Atlético de Madrid, pero su paso por el equipo del Manzanares duró sólo 240 días. El 27 de febrero de 1990 es destituido por Jesús Gil y Gil, a pesar de que el equipo marchaba en segunda posición en liga en la jornada 27. Las razones esgrimidas por el presidente atlético fueron que "el objetivo era ganar algo. Nos ha salido mal y, por tanto, hay que cambiar".

javi_clemente (76K)

Tras su breve periplo en el Atlético de Madrid, Clemente regresa al Athletic Club de Bilbao en junio de 1990. Firma un contrato por una temporada prorrogable según resultados, pero es relevado de su cargo en la jornada 26 por la mala marcha del equipo. Cuando Clemente se va, el equipo está en la posición 17ª. El Athletic termina la temporada en el puesto 12.

En la 91/92 el Espanyol lo contrata de nuevo para intentar salvar al equipo. Clemente entrena al conjunto barcelonés en los últimos 20 partidos de liga, en los que consigue 10 victorias y cuatro empates, certificando la salvación. El club de Sarrià propone a Clemente seguir, pero en junio de 1992 la Federación Española de Fútbol le ofrece al técnico baracaldés dirigir a la selección de fútbol de España y éste acepta la oferta.

Entre 1992 y 1998 Clemente fue seleccionador de España. Su primer partido fue un amistoso contra Inglaterra en los Campos de Sport de El Sardinero de Santander, que terminó con victoria ibérica por 1 a 0. Sus primeros años en el cargo estuvieron marcados por un polémico relevo en la columna vertebral del combinado nacional: por decisión de Clemente, los jugadores del FC Barcelona de Johann Cruyff sustituyen a los de la "Quinta del Buitre" como núcleo del equipo

Bajo la batuta del baracaldés, la selección española consiguió la clasificación para el Mundial de 1994, la Eurocopa 1996 y el Mundial de 1998. En las dos primeras, España cayó en cuartos de final, contra Italia e Inglaterra, respectivamente. En el Mundial de 1998 quedó apeada de la competición en la fase de grupos. El 5 de septiembre de 1998, en el primer partido de clasificación para la Eurocopa 2000, España cae ante la débil Chipre por 3 goles a 2.Tras esta derrota, Clemente es cesado del cargo.

Clemente dirigió a La Roja durante 62 partidos, en los que consiguió 36 victorias, 20 empates y 6 derrotas.Entre el 7 de septiembre de 1994 y el 28 de enero de 1998 encadenó una racha de 31 partidos invicto. En aquel momento se trataba de los mejores números de un seleccionador español, si bien sus resultados fueron mejorados posteriormente por Luis Aragonés y Vicente del Bosque. Su periodo al frente de la selección estuvo marcado por sus continuos roces con los medios de comunicación.

En la temporada 98/99 Javier Clemente entrena al Real Betis. Es un comienzo de temporada convulso en el club de Heliópolis. Clemente se convierte en el cuarto entrenador del equipo sevillano en tres meses, tras Luis Aragonés, Antonio Oliveira y Vicente Cantatore. El vasco es el revulsivo elegido por Manuel Ruiz de Lopera, que le ofrece contrato hasta junio de 1999. Clemente comienza su trabajo con el Betis en la última posición en la jornada 7, y termina dejándolo en la 11ª a final de temporada. Cumplido el objetivo, no se prolonga su relación contractual con el Betis.

En la jornada 9 de la temporada 99/00 es fichado por la Real Sociedad, para sustituir al cesado Bernd Krauss. El conjunto donostiarra es en esos momentos decimoséptimo. La Real termina la liga decimotercera y es renovado para la siguiente temporada. En la 00/01 es destituido en la jornada 6ª, tras haber cosechado una victoria, dos empates y tres derrotas, con el equipo en puestos de descenso. El equipo txuri-urdin termina esa temporada en el puesto 14.

Aunque su prioridad es entrenar a un club español, la reglamentación de la Federación Española no se lo permite, por lo que se ve obligado a buscar trabajo en la liga francesa. Entre noviembre 2000 y abril de 2001 entrena durante 13 partidos de liga al Olympique de Marsella. El club marsellés está hundido en la clasificación. Clemente gana contra el Saint-Étienne su primer partido como entrenador en la Ligue 1, pero no llega a terminar la temporada. Deja al equipo en el puesto 13 en la jornada 30.

En la campaña 2002/03 es contratado por el RCD Espanyol tras la jornada 14 para intentar salvar al equipo, penúltimo a 5 puntos de la salvación. Se convierte en el tercer entrenador periquito en lo que va de temporada, después de Juande Ramos y Ramón Moya. Tras 7 victorias, 12 empates y 5 derrotas, el equipo termina 17º, a 7 puntos del descenso, por lo que Clemente es renovado. En la jornada 10 de la temporada 2003/04 Clemente es destituido debido a la mala marcha del equipo. Deja al Espanyol como colista de primera. El equipo terminará salvándose (17º) in extremis bajo las órdenes de Luis Fernández.

Tras casi un año sin entrenar, en 2005 es llamado por el Athletic Club para relevar a José Luis Mendilibar. Corre la jornada 10 y el club bilbaíno es colista de Primera División. Clemente consigue salvar al equipo, que termina el ejercicio en el puesto 12º, a seis puntos del descenso. El año siguiente Clemente es el elegido para empezar el proyecto, pero es destituido antes de empezar la liga por criticar la política de fichajes de la directiva de Fernando Lamikiz. Clemente había pedido una serie de fichajes de futbolistas que incluía a Gorka Iraizoz, Raúl García, Iñaki Muñoz, Josu Sarriegi e Igor Gabilondo. Las únicas incorporaciones del club ese verano fueron Gabilondo, Sarriegi y el entonces juvenil del CA Osasuna, Javi Martínez. Clemente declaró que en lugar de lo que él había solicitado le habían traído un "chavalito" que no conocía, argumentando que era "como si pides pan y te traen nocilla". Tras su salida del club de Ibaigane, el técnico declararía: "Lamikiz me ha vendido vilmente".

El 21 de julio de 2006, Clemente se convierte en el entrenador de la selección de fútbol de Serbia. Llega al país balcánico por iniciativa del presidente de la Asociación de Fútbol de Serbia, Zvezdan Terzic'. El rubio de Baracaldo elige como entrenadores asistentes a Risto Vidakovic' y Simo Krunic'. La selección plavi viene de realizar un desastroso papel en la Copa Mundial de Fútbol de 2006. Clemente, que debuta el 16 de agosto contra la República Checa, renueva una envejecida selección, a la vez que incorpora nuevos valores como Milan Smiljanic'. Aunque mantiene sus opciones hasta el último partido, el equipo no consigue clasificarse para la Eurocopa 2008, siendo superado en la fase clasificatoria por Polonia y Portugal. Javier Clemente fue despedido el 6 de diciembre de 2007. En total dirigió a Serbia en 16 partidos, en los que consiguió 7 victorias, 7 empates y dos derrotas. Su sucesor fue Miroslav ?ukic', que en aquel momento entrenaba al combinado serbio sub-21.

El 17 de agosto de 2010, Clemente fue nombrado nuevo seleccionador de Camerún, sustituyendo a Paul Le Guen, quien dimitió tras perder todos los partidos de la fase de grupos del Mundial de Sudáfrica 2010.