n_athletic_de_bilbao_fondos-30941 (14K)

Origenes de la Catedral

Corría el año 1909, y el campo de Lamiako no reunía las condiciones necesarias para un club en crecimiento como lo era el Athletic. Por este motivo, la junta directiva comenzó a buscar nuevos terrenos donde jugar. Al año siguiente, optan por jugar en el campo de Jolaseta, que había sido construido recientemente por la Sociedad de terrenos de Neguri. En ese campo fue donde por primera vez, el Athletic vistió de rojiblanco. Fue el 9 de enero de 1910, y el rival, el Sporting de Irún.

En Jolaseta se celebró por primera vez en Vizcaya el Campeonato nacional de Copa, que reunió a 10 equipos. Aquella Copa de 1911 fue para el Athletic. Pero Jolaseta no era un lugar demasiado cómodo para el club, debido a la distancia entre Neguri y Bilbao. El 10 de diciembre de 1912, la junta directiva presidida por Alejandro De la Sota decidió que lo más conveniente era construir un nuevo campo. Al principio, se barajó la posibilidad de hacerlo en el bilbaíno barrio de Onchena (hoy Indauchu), pero aquella idea fue descartada. Finalmente, se acordó construirlo en unos terrenos situados junto al asilo de San Mamés, cercanos a la Gran Vía bilbaína. Su compra supuso al club un gasto de 89.000 pesetas, una cifra elevada para la época.

El arquitecto Manuel María Smith fue el encargado de diseñar los planos del primer San Mamés. San Mamés fue un mártir que fue arrojado a los leones, de ahí que a los jugadores del Athletic se les conozca con el sobrenombre de los leones. El Athletic debía pagar 50.000 pesetas para su construcción, por lo que abrió una suscripción popular en la que se recaudaron 40.770. El 20 de enero de 1913 comenzaron las obras.

La edificación terminó pronto, el primer partido se jugó el 21 de Agosto de 1913, contra el Racing de Irun.El resultado fué empate a 1. El primer gol del Athletic en su casa fué marcado por Zuazo a pase de Pichichi (hay quien dice que fué al revés, gol de Pichichi a pase de Zuazo). El primitivo estadio tenía tenía espacio para 3.500 espectadores.Tenía una tribuna cubierta y otra descubierta. El resto del aforo tenía que ver el partido de pié.

En los años 1923 y 1925 se amplía el campo para dar cabida a 9.500 espectadores.Esta ampliación se hizo a base de agrandar los fondos Norte y Sur, que seguían siendo de pié.En la misma reforma se construye la grada de Capuchinos ( llamada así porque daba al antuguo convento de los padres capuchinos). Se creó un espacio, más cercano al césped, en el que se daba cabida a más espectadores de a pié.Detrás de ellos, tras un espacio, se levantó la grada propiamente dicha., con un espacio cubierto para los espectadores.Toda la grada tenía asientos, aunque no todos cubiertos. El 8 de diciembre de 1926 se coloca el busto en homenaje a Pichichi

busto-pichichi.png (4K)

Para realzar el acto se juega un partido entre el Athletic y el Arenas de Getxo (entonces el eterno rival de nuestro club).En los años 1923 y 1925 se amplía el campo para dar cabida a 9.500 espectadores.Esta ampliación se hizo a base de agrandar los fondos Norte y Sur, que seguían siendo de pié.En la misma reforma se construye la grada de Capuchinos ( llamada así porque daba al antuguo convento de los padres capuchinos). Se creó un espacio, más cercano al césped, en el que se daba cabida a más espectadores de a pié.Detrás de ellos, tras un espacio, se levantó la grada propiamente dicha., con un espacio cubierto para los espectadores.Toda la grada tenía asientos, aunque no todos cubiertos. En 1929 se realiza otra reforma, se cubre la grada de los "Bonis"(los forofos gritones) de Capuchinos, con lo que toda ésta tribuna pasa a ser cubierta. Los años posteriores son años de estrecheces económicas. Por ello y pese a que entonces comienzam los años gloriosos del Club, no es posible agrandar el campo y mutchos tienen que quedarse en casa.Estrecheces económicas a pesar de llenar el estadio, estar en los años de éxito........dicen que la razón es simple ...San Mamés era el estadio más barato de toda españa, porque pese a los agobios la Directiva del Club, con muy buen sentido, prefería llenar el campo a subir los precios. Pese a todo se van haciendo pequeñas obras que van haciendo espacio para el espectador.Se cubren parcialmente, además, los fondos Norte y Sur, que siguen siendo para espectadores de pié. La guerra civil no dañó mucho las instalaciones del Club, por lo que se pudo reanudar la competición sin tener que pasar por una etapa de obras. Sin embargo, el viejo campo ya no daba mucho de sí, y se hacía preciso modificarlo para agrandarlo sobre todo.Así a finales de 1945 el Athletic compra el terreno de San Mamés (antes había sido propiedad de la caja de Ahorros Vizcaina) por un total de 1.229.263 pesetas con 30 céntimos.Además se realiza un proyecto de mejora y ampliación del estadio, el más grande desde su construcción. Este proyecto de ejecuta entre 1950-52 en varias fases.Se levanta la tribuna principal, con 2 anfiteatros cubiertos y rematados por un arco.Ese arco es el rasgo que distingue arquitectónicamente el aspecto de San MAmés y por ello puede decirse que es la "aguja" de la catedral. Los fondos siguen siendo de pié y parcialmente cubiertos. Se amplía la tribuna de la Misericordia(llamada así porque daba al antiguo hospicia de la Misericordia , entidad de la que el Athletic era colaboradora. Con ésta remodelación el estadio pasaba a ser de 35.000 plazas.En 1961 se retoca la tribuna de Capuchinos y se amplían los dos fondos, con lo que el aforo pasa a ser de 45.000 espectadores. Posteriormente en 1972, se modificaría la tribuna este para agrandarla, con lo que el aforo pasa a ser de 47.000 espectadores.

san-mames.png (5K)

Con motivo del mundial de 1982, al ser San Mamés una de las sedes, se emprende una nueva remodelación, la más importante desde 1950-52, se eliminan los apoyos del arco (los torreones), con lo que se gana visibilidad para los espectadores de los dos fondos y se gana espacio para colocar los videomarcadores. Se remodelan parcialmente y se cubren completamente los dos tribunas laterales (Este y Misericordia). Los fondos se agrandan con la construcción en cada uno de un sugundo anfiteatro cubierto. Se instalan vallas de protección a lo largo de todo el perímetro del terreno de juego. El terreno de juego pasa a tener 104x70 metro. Para finalizar, se construyen nuevos accesos a las gradas.Estas modificaciones costaron 700 millones de pesetas, de los que el Club aportó 492. Tras la remodelación el aforo queda en 46.233 plazas, de las cuales 12.000 son de pié (en los fondos) y el resto sentados. La última remodelación se hizo en 1997, en que se suprimieros todas las localidades de pié, según normas de la UEFA. Con éste nuevo cambio el aforo de San Mamés se ha visto reducido a 40.000 espectadores, todos sentados.Además en ésta reforma se tocó la cubierta de las gradas.